¿Alguna vez ha escuchado el sonido de canicas rebotando en su techo?

Probablemente alguna vez le haya sucedido: se encuentra en su casa, cuando el silencio empieza a reinar, y de repente escucha como si su vecino de arriba hubiera dejado caer unas bolas de cristal que empiezan a rebotar.

Se pregunta: ¿qué hace alguien a esta hora jugando con unas canicas o por qué suena así el rebote de las bolas de cristal si el piso de mi vecino es alfombrado? Pues la respuesta no tiene nada que ver con algo esotérico o misterioso, sino algo físico. Sí, la física tiene la explicación.

En realidad el extraño sonido se produce en las tuberías que se encuentran entre su casa y la del vecino y es causado por la presión. El fenómeno es llamado en la física como golpe de ariete.

¿Cómo sucede?

El agua avanza por las tuberías y es desacelerada de repente, provocando que la energía se concentre y se genere un pico de presión más alto. Esto ocurre cuando, por ejemplo, se cierra la válvula de una lavadora.

El líquido sigue avanzando hacia la salida ya cerrada y al chocar las moléculas de agua se redirigen hacia atrás, donde el aire contenido se expande por los bordes de la cañería y hacen que tiemble, provocando el particular sonido.

A medida que van perdiendo fuerza las sacudidas el sonido va despareciendo, lo que equivaldría al rebote de las canicas.

Imagen relacionada

Deja un comentario