Los pros y contras del proyecto que busca quitarle ceros al peso

El presidente Juan Manuel Santos ratificó que el próximo 16 de marzo se llevará al Congreso el proyecto de Ley para eliminar los tres ceros del peso.

“Con el Banco de la República acordamos que cuando la inflación volviera a estar dentro de la franja, nosotros podríamos presentar el proyecto”, recordó el mandatario, quien dijo que en seis meses podría estar aprobado y se implementaría la medida de forma gradual.

Hay voces que avalan la medida, sobre todo, por que permite una mayor facilitad en las transacciones y se seguirían los pasos de países como México y Perú.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, afirmó que no se opone a ese cambio, pero dice que el Emisor debe acuñar suficiente moneda fraccionaria para evitar ‘dolores de cabeza’ al darle el cambio a los compradores.

“La medida facilitará las transacciones a la gente”

¿Cuál es el principal beneficio de eliminar los tres ceros al peso?

El principal beneficio es facilitar las transacciones. Actualmente hay transacciones de muchos ceros, incluso uno puede hablar de ahorros en términos informáticos. El beneficio es sencillo, facilitar las cuentas a las personas y a las empresas.

Un argumento para retomar la propuesta es que los ilegales con ‘caletas’ pierdan esos dineros, ¿cómo sería?

La idea es que creando una nueva familia de billetes se obliga a que todo el que tenga efectivo guardado lo cambie antes de que termine el periodo de transición, que debe implementarse. Los que tengan dineros ilegales, pues tendrían que legalizarlos o se perderían.

¿Qué tan efectivo sería eso, si muchos dicen que los ilegales tienen caletas en dólares?

Eso es lo que tendría que discutir el Congreso de la República si se presenta el proyecto. Lo que puedo decir es que está bien porque, así el Estado no pueda expropiar esos dineros ilegales, los forzará a formalizarlos y eso debe pasar por el sistema financiero.

Se dice que la medida tendría un efecto inflacionario ¿es cierto?

No tendría ningún impacto. En el momento en que se cree el nuevo peso toda la canasta de bienes que consumimos los colombianos estará denominada en nuevos pesos.

Los efectos que se puedan dar sobre los precios serían por acciones de redondeo en valores muy pequeños. En principio no tendrá efecto sobre la vida práctica de nadie. Si una persona tiene $20.000 en nuevos pesos serían $20 y si tiene $500, estos serían 50 nuevos centavos.

¿Se justifica la inversión en el cambio de la moneda?

Eso no es necesariamente un costo mayor para el Banco porque este constantemente reemplaza los billetes viejos por nuevos. Si el tiempo de transición es corto, si se tendrían que emitir con mayor rapidez, pero creo que el gasto más amplio sería en pedagogía para la gente.

“Tenemos cosas más importantes que debatir”

Eduardo Sarmiento, economista, docente y escritor colombiano. FOTO EL PAÍS

Eduardo Sarmiento, economista, docente y escritor colombiano. FOTO EL PAÍS

¿Qué piensa del proyecto de eliminar los tres ceros al peso?

Se presenta como una fórmula salvadora y la gente piensa que al hacer eso se tendrá más capacidad adquisitiva, pero es no es cierto. Cuando se le quitan los tres ceros al peso, pues se le eliminan a todo. Es decir, si antes recibía un pago por mil pesos, ahora lo recibirá por un peso y sus ingresos también se reducirán en tres ceros.

Para mí no tiene un efecto real en la economía nacional.

¿Es conveniente en este momento?

No creo que sea una medida importante, considero que en la actualidad hay otros temas más prioritarios que ese. El país tiene que tomar decisiones más urgentes que ponerse a gastar el tiempo del Congreso, de los funcionarios para quitar los ceros a la moneda, eso no se compara con las necesidades que tiene Colombia.

En este momento tenemos una economía que no arranca, inequidad en todos niveles, problemas en el sistema de pensiones. Lo del billete es algo menor, que si se hace, pues está bien. Pero no cambiará el mal funcionamiento de la economía.

Se habla de que ese cambio costaría $800.000 millones cuando estamos en época de ‘vacas flacas’…

Claro, el cambio del billete representa un costo para el Banco de la República que no sé si se justifica en la actualidad.

¿Qué es lo positivo de la medida?

Creo que sería cómodo para la gente y facilitaría las transacciones, pues es más fácil operar con pesos que con millones de pesos.

Argumentan que si se cambia la moneda, las caletas de las personas ilegales quedarían sin utilidad, eso puede ser cierto.

Pero en términos reales, esto es lo mismo que se ha dicho de tiempo atrás y no tiene efecto real en la economía, todo sería un efecto subjetivo, pues lo que antes se hacia con mil pesos ahora se hará con un peso, aunque si reconozco que facilitaría todo el tema administrativo de las organizaciones.

El Colombiano

Deja un comentario